SISTEMAS AGROSILVOPASTORILES

 

Los sistemas agrosilvopastoriles, son sistemas de producción donde se combinan la presencia de cultivos, árboles y arbustos y de animales en el mismo terreno, con interacciones biológicas, ecológicas y económicas entre estos componentes.

INTERACCIONES ENTRE LOS COMPONENTES DEL SISTEMA

Las interacciones entre los componentes de este tipo de sistemas son muy variados:

Interacciones árboles y arbustos con las praderas:

Los árboles presentes aportan materia orgánica al suelo en forma de hojas, flores, frutos, ramas y raíces muertas que se convierten en materia orgánica.  Por tener mayor profundidad de sus raíces, pueden absorber elementos en horizontes más profundos del suelo y los depositan en la superficie, haciéndolos disponibles para los pastos.  En el caso de los árboles fijadores de nitrógeno, hay el beneficio adicional de aportar nitrógeno a los pastos.

Los árboles pueden competir con las pasturas por agua, luz, nutrientes y espacio y este efecto puede ser mayor si los requerimientos de ambos son parecidos, por lo que es importante la adecuada selección de las especies a combinar en los sistemas agro-silvoparstoriles y la poda de los árboles, ya que hecho en forma adecuada,  puede atenuar la competencia entre las especies.

Interacciones de árboles y arbustos con los animales:

Los árboles también proporcionan un microclima que es favorable a los animales a través de la sombra que produce una disminución de la temperatura ambiental, protegiendo a los animales del exceso de calor en los climas tropicales, mejorando el balance térmico de los animales, que se traduce en un mayor consumo de alimento.

Por otro lado, muchos árboles son alimento para los animales, por lo que aumentan la oferta forrajera y en muchos casos, aportan nutrientes que no están disponibles en los pastos.

Los animales a su vez, con las deposiciones y orina, producen materia orgánica que tiene el efecto de acelerar el ciclo de nutrientes y convertirse en abono para los pastos, los árboles y los arbustos.  Además, al consumir los frutos, diseminan y escarifican las semillas, permitiendo la reproducción de los árboles.

Interacciones entre los árboles y arbustos con el suelo:

La presencia de árboles y arbustos en los sistemas de producción, evitan la erosión por varios factores.  Las raíces de los árboles sostienen el suelo y evitan su arrastre con el agua y el viento.  Por otro lado, las copas evitan que cuando llueve, las gotas de agua impacten de forma fuerte sobre el suelo, y de esta forma evitan el arrastre del las partículas de tierra.

CONCEPTO DE SOSTENIBILIDAD EN LOS SISTEMAS AGROSILVOPASTORILES

Debe tenerse en cuenta que los recursos naturales y la degradación ambiental no pueden aislarse de lo procesos económicos.  La importancia de la economía en el estudio del ambiente y de la producción, ha llevado a integrar los sistemas sociales, productivos y naturales.

Hoy en día se observa una drástica reducción en las áreas de bosques junto con el incremento mundial de la demanda de productos forestales.  Esto lleva a un paradigma en la producción y abastecimiento de los productos derivados de los bosques.  En este contexto, los sistemas agrosilvopastoriles pueden ser considerados como un paliativo para el suministro doméstico y comunal de los recursos arbóreos en un contexto ecológico, económico y social.

Desde el punto de vista ecológico, porque debido a su estructura multi-específica y multi-estratificada, aumentan la eficiencia de la captura de radiación solar y de ocupación del espacio horizontal y vertical del sistema.  Económico porque permite la producción no solo de alimentos, proteínas y fibras de origen agrícola, sino también la producción del componente arbóreo que se traduce en leña, madera, forrajes, pastos, sombra y aporte de materia orgánica al suelo, que se traduce en un ahorro de fertilizantes. Y social, porque los árboles, en especial aquellos con valor maderable, representan una reserva de capital en pie, que es un factor de estabilidad y seguridad interna a nivel del componente socioeconómico del sistema, que es la familia rural.

En el contexto de la agricultura sostenible, los sistemas agrosilvopastoriles deberían ser considerados como una estrategia biológica que busca la sostenibilidad, o sea, producir sin dañan el medio ambiente y que sea rentable.

Los sistemas agrosilvopastoriles no son una solución integral a los problemas del trópico, sino una alternativa idónea que en ciertos casos permite solucionar algunos problemas creados por la desaparición del recurso forestal.  Además permite la producción de alimentos, conservando los recursos naturales.

En próximos artículos hablaremos de los arreglos agrosilvopastoriles y de las especies arbóreas útiles en estos sistemas a nivel del trópico.

 

¿QUE ES MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS?

El Manejo Integrado de Plagas (MIP) se define en forma diferente por los diversos autores. La FAO define la MIP como una metodología que emplea todos los procedimientos aceptables desde el punto de vista económico, ecológico y toxicológico para mantener la población de organismos nocivos para un cultivo por debajo del umbral económico, aprovechando, en la medida de lo posible, los factores naturales que limitan la propagación de dichos organismos. Otra definición corta y general es “MIP es el uso inteligente de todos los métodos de control adecuados contra una plaga o enfermedad.  Se hace énfasis en lo de inteligente, ya que el uso de un producto químico menos o mas tóxico que el anterior no es necesariamente la forma más inteligente de abordar la presencia de plagas en un cultivo. En realidad, el uso de sustancias químicas debe ser el último paso dentro de un programa de Manejo Integrado de Plagas. Existen muchos métodos y tecnologías para el control de las plagas antes de llegar a los agro tóxicos. Desafortunada mente  el productor “moderno”, está entrenado por la agro-industria solo en el uso de productos químicos como único método de control.

control de plagas granja eco

FUNDAMENTOS BASICOS DEL MIP:

  1. El Agro ecosistema: la base de cualquier agricultura es la naturaleza de la cual el productor aprovecha sus recursos para cultivar sus productos. Cada campo agrícola tiene sus características particulares en las relaciones ecológicas entre los seres vivos que allí habitan.  También incluye las relaciones abióticas que son la composición física del suelo y los factores climáticos.  Cualquier cambio en uno de estos factores tiene efecto sobre las otras partes.
  2. La bionomía de los organismos: el productor debe conocer las relaciones entre los organismos de su campo para entender y posiblemente manipular las poblaciones en su favor.
  3. El control natural: cualquier organismo en un ecosistema tiene un antagonista. En el caso de la agricultura, el control natural puede ayudar a la reducción de las poblaciones de insectos indeseables que afectan el cultivo.
  4. El cultivo: el productor debe conocer las necesidades de su cultivo. Muchas veces un cultivo aguanta un ataque de plagas hasta un límite sin ocasionar pérdidas importantes. Esta relación entre cultivo y organismos fitófagos es esencial para establecer un programa de control.
  5. El monitoreo: una clave central del control integrado de plagas es el monitoreo o vigilancia de las poblaciones de plagas. En vez de realizar una aplicación masiva de  plaguicidas según un calendario, el MIP requiere de un sistema de monitoreo con muestras periódicas de las plagas en el campo, desde el inicio del cultivo hasta el momento de la cosecha.
  6. El umbral económico: se considera el umbral económico como el punto en el cual la densidad de insectos plagas presentes, está justo por debajo de aquel en el que el costo y el daño hecho en el valor del cultivo igualan el consto del tratamiento. El umbral económico es muy difícil de evaluar porque varía de un cultivo a otro, de un campo a otro y de un lugar a otro. El productor tiene que usar su propia experiencia para la evaluación de su propio umbral económico y así establecer la necesidad o no de aplicar plaguicidas.
  7. La selección de los métodos adecuados: de la gran variedad de métodos existentes, el productor debe escoger aquellos que en primer lugar prevengan la incidencia de plagas y en caso de aparición de las plagas, reducir el daño causado.
  8. Integración de disciplinas: el productor debe aprovechar las diferentes disciplinas que se aplican al sector agrícola, incluso la entomología, fitopatología, el control de malezas, el mejoramiento de variedades, etc,  para mejorar la calidad de sus cultivos.

En el próximo artículo hablaremos de los diferentes métodos del manejo integrado de plagas.

PRACTICAS DE CONSERVACION DEL AGUA

La protección y conservación de las fuentes de agua del predio, debe ser uno de los objetivos básicos del agricultor, ya que sin agua, no se puede hacer agricultura ni criar animales.

Las fuentes de agua del predio pueden ser de dos tipos: a) las fuentes permanentes, que mantienen un cierto caudal todo el año, como los ríos o acequias, o b) las fuentes temporales, que se secan en el verano o en parte de él.

Las prácticas de protección y conservación del agua se inician con la reforestación de las zonas por encima de donde nace el agua y de sus riberas.  La presencia de árboles y arbustos permite la percolación del agua hacia los mantos freáticos, para mantenerlos saturados y permitir la afloración del agua.  Además evita la erosión del suelo, con arrastre de los sedimentos hacia los lechos de las fuentes de agua.

Por otro lado, debe evitarse la contaminación de las fuentes de agua.  Esto se logra mediante el cercamiento de las riberas para impedir que los animales accedan directamente a los ríos y acequias, y así evitar que la contaminen con la orina y heces. Además, no se debe lavar utensilio, ropa, equipos, etc., directamente en las fuentes de agua, ya que se contaminan con detergentes, pesticidas y fertilizantes sintéticos.

En próximos artículos tomaremos cada tema en detalle. Espero que disfruten de esta información.

CONCEPTOS DE AGROECOLOGIA

La agroecología busca un uso sostenible de los recursos que rodean el sistema de producción agrícola y pecuaria, lo que es un pilar para la conservación del medio ambiente que rodea estos sistemas agrícolas.

La agricultura ecológica es el sistema de producción que tienen como finalidad la producción de productos ecológico, respetando y conservando el medio ambiente.  Se basa en sistemas de producción sostenible, garantizando la producción de productos alimenticios fundamentalmente a partir de recursos del propio predio, reduciendo al máximo los insumos externos, sobre todo los plaguicidas y abonos químicos. (CLADES. Agroecología y Desarrollo Rural para Maestros Rurales. Curso en la modalidad de  Educación a distancia. Módulo II. Pp: 95-99.)

La agricultura sostenible se refiere generalmente a un modo de agricultura que intenta proporcionar rendimiento sostenible a largo plazo, mediante el uso de tecnologías de manejo para mejorar la eficiencia biológica del sistema, manteniendo la capacidad productiva del agro-ecosistema, la preservación de la biodiversidad y la capacidad del agro-ecosistema para auto-mantenerse y auto-regularse. (CLADES. Agroecología y Desarrollo Rural para Maestros Rurales. Curso en la modalidad de  Educación a distancia. Módulo II. Pp.: 95-99)

La agricultura orgánica es un conjunto de prácticas agronómicas basadas en la agroecología, que tienen por objetivo la producción de alimentos sin utilizar agroquímicos tales como fertilizantes, insecticidas, fungicidas, herbicidas sintéticos y hormonas. Su objetivo es hacer la producción agropecuaria imitando lo más posible de la forma como la produce la naturaleza. (CET, CLADES. 1998. Manual de producción orgánica. 142 p. Pág. 89-101)

Como se puede ver, los principios básicos de todas las prácticas agronómicas, sea ecológica, orgánica o sustentable son similares, incluyendo la protección del medio ambiente y de los seres vivos que se encuentran en esos agro sistemas.

Cada predio agrícola y pecuario es un agro-ecosistema y tiene una serie de recursos que lo componen, que son:

  • Recursos naturales.- Son la tierra, el agua, el clima y la vegetación natural,  que son los recursos explotados por el agricultor para la producción agrícola.
  • Recursos humanos.- Son las personas que viven o que trabajan en el predio y explotan sus recursos naturales para la producción agrícola.
  • Recursos de capital.- Son los bienes y servicios creados, comprados o prestados por las personas asociadas al predio para facilitar la explotación de los recursos naturales para la producción agrícola y pecuaria.
  • Recursos de producción.- Comprenden la producción agrícola del predio, los cultivos y ganado.

El sistema de producción agroecológico está sustentado en los principios de la conservación de los recursos renovables, la adaptación de los cultivos y el mantenimiento de los niveles de productividad sostenibles. Esta estrategia busca los siguientes logros:

  • Mantener los recursos naturales y la producción agrícola.
  • Minimizar el impacto negativo al medio ambiente.
  • Adecuar las ganancias económicas (viabilidad y eficiencia)
  • Satisfacer las necesidades humanas y de ingresos de las familias.
  • Responder a las necesidades sociales de las familias y las comunidades rurales.

En las prácticas agroecológicas, se intenta combinar las tecnologías de acuerdo a las necesidades y condiciones específicas de cada predio. En su mayor parte estas prácticas están relacionadas con el mejoramiento del suelo, la diversificación de la producción, la modificación de las condiciones micro climáticas favorables al desarrollo de plagas y enfermedades, la conservación y regeneración de los recursos naturales (Alvarado, Fernando; Wiener Hugo. 1998. Ofertas Agroecológicas para pequeños agricultores. Doce experiencias exitosas de Agricultura Ecológica. Centro IDEAS. pp.: 43-55.3).

 

Principios de la Agricultura Ecológica

 

Los principios de la agricultura ecológica se basan en los siguientes:

  • El reciclaje de nutrientes, aprovechando al máximo los recursos de la propia finca.
  • La diversificación de los cultivos y la crianza de animales.
  • El manejo biológico de las plagas y enfermedades.
  • La conservación del agua y su manejo eficiente.
  • La concepción integral de la fertilidad del suelo, basada en el uso eficiente de la materia orgánica.
  • Revaloración del conocimiento campesino local.

 

Debe tenerse en cuenta que cada predio tiene características y necesidades propias, por lo que la aplicación de las técnicas dependerá de las características específicas de cada predio o agro-ecosistema. En su mayoría, estas prácticas están relacionadas con el mejoramiento del suelo, la diversificación de la producción, la modificación de las condiciones favorables al desarrollo de plagas y enfermedades y a la conservación y regeneración de los recursos naturales. (Benedetti, Susana. Valdebenito, Gerardo. Evaluación de propuestas agroforestales  para pequeños propietarios. En: Bosques y Desarrollo Nro. 16. 1996. pp: 50-52)

 

Prácticas de Manejo Ecológico del Suelo

 

El objetivo del manejo ecológico del suelo es la consecución de las condiciones físicas, químicas y biológicas adecuadas para que las plantas sembradas en el suelo puedan prosperar, lo que se logra estimulando y conservando la vida en el suelo.

Los elemento comunes en lo que se refiere al manejo ecológico del suelo, son la incorporación de materia orgánica, el mantenimiento de la cobertura para prevenir la erosión hídrica y por el viento y la protección mediante rotaciones y asociaciones de cultivos con leguminosas.

 

-Incorporación de Materia Orgánica

La incorporación de materia orgánica es una de las prácticas principales en el manejo ecológico del suelo. La materia orgánica es una fuente de nutrientes y de microorganismos que descomponen y transforman las formas orgánicas de los elementos en formas que pueden ser utilizados por las plantas.

Los polisacáridos que se producen durante la descomposición de los residuos orgánicos, más las hifas de los hongos, estimulan el desarrollo de agregados estables en el suelo. Por lo tanto, un suelo que tiene gran cantidad de materia orgánica tendrá una mejor estructura que permite el desarrollo y penetración de las raíces. Asimismo, la materia orgánica es la permite el intercambio catiónico, lo que permite almacenar y  hace disponible los nutrientes en la solución del suelo, y así se evita la pérdida de estos nutrientes por lixiviación o arrastre por el agua. (Magdoff, Fred. Calidad y manejo del suelo. En: Agroecología y Desarrollo Nro. 10 Noviembre

1996. pp: 25-33)

 

-Cobertura del Suelo

 

Otra práctica ecológica de la conservación del suelo, es evitar la erosión por agua y por el viento.  Una forma de prevención de la erosión es la cobertura del suelo o mulch, que puede hacerse con hierba, paja u hojas, cuando la pendiente es leve. Los materiales para la cobertura dependen de lo que se consiga en la zona.  Se pueden usar residuos de cosechas, sembrar plantas, especialmente leguminosas que aportan nitrógeno al suelo, usar recortes de árboles y prados, etc.

Además de proteger el suelo contra la erosión, la cobertura o mulch también mantiene la humedad en el suelo.

 

-Labranza Mínima

 

La labranza mínima significa remover y aflojar la tierra solamente en el sitio donde se va a sembrar.  Así se conserva la estructura del suelo, se evita la compactación, se aumenta la fertilidad y se ahorra trabajo, agua e insumos.

 

-Rotación de cultivos

La rotación de cultivos tiene dos objetivos básicos: evitar el ataque de plagas y la mejor utilización de los nutrientes del suelo.  Se recomienda que un cultivo específico se siembre cada cuatro años en la misma parcela.  Por ejemplo, un tubérculo como la yuca, una gramínea como el maíz, una hortaliza y luego una leguminosa, que va a aportar nitrógeno al suelo.  De esta forma, se aprovecha mejor los nutrientes, ya que cada cultivo tiene diferentes requerimientos.  Por otro lado, cuando llegan las plagas, no van a tener el cultivo objetivo el tiempo suficiente para perpetuarse en el sitio.

-Policultivos

Las asociaciones de cultivos, los cultivos intercalados, los cultivos en franjas y otros métodos donde se producen más de un cultivo a la vez, permite un mejor aprovechamiento del espacio.  Además constituye un método de control biológico de plagas.

Ejemplos de policultivos son: Yuca con maíz y frijol, limón con yuca, frijol de palo con frutales, maíz con calabaza y habas, papa con maíz, cacao con plátano, etc.

-Cultivos de Cobertura

Los cultivos de cobertura protegen el suelo de la erosión y dan trabajo a los microorganismos del suelo. Se siembran en terrenos donde hay intensas precipitaciones o con problemas de sequía. Se usan cultivos con abundante parte aérea como por ejemplo el frijol o la alfalfa.  Cuando empiezan a florecer, se cortan y se dejan sobre el suelo o se incorpora superficialmente al suelo, para que los microorganismos los incorporen lentamente al suelo, aumentando su fertilidad.

-Cultivos en contorno

Consiste en realizar todas las labores y operaciones culturales “en contorno’’, o sea a curva de nivel o perpendicular a la pendiente.  Su función es constituir un obstáculo que impida el paso del agua de escorrentía, para disminuir su velocidad y su capacidad de arrastre del suelo. Sus ventajas son: a) aumento de la infiltración del agua en el suelo y la cantidad de agua almacenada en éste;  b) el agua de escorrentía produce menos daños, la erosión es menor y se reduce la degradación de la capacidad productiva del suelo y c) su práctica es sencilla y de fácil implementación.

-Barreras vivas

Son hileras de plantas perennes y de crecimiento denso, sembradas perpendicularmente a la pendiente (curvas a nivel). Las plantas se siembran una cerca de la otra para formar una barrera continua.  Sirven para reducir la velocidad del agua de escorrentía y además actúan como filtros vivos, atrapando los sedimentos que lleva el agua que escurre sobre la superficie del suelo. Las barreras vivas impiden que el flujo de agua adquiera una velocidad erosiva, al cortar el largo de la pendiente en pequeñas longitudes. Permiten al limo sedimentar, a la vez que favorecen la infiltración del agua en la ladera.

-Terrazas

Las terrazas son muy utilizadas en los sistemas agrícolas tradiciones, evitan la erosión y permiten aprovechar el espacio horizontal y vertical. Hay terrazas de formación lenta que modifican en forma progresiva el grado de la pendiente del terreno, y terrazas en banco que son terraplenes o mesas resultado del corte longitudinal de la pendiente de un terreno a través de la remoción de la tierra para su formación.

-Zanjas de infiltración.

La finalidad de las zanjas de infiltración es retener el agua de escorrentía, que proviene de las partes altas del terreno, para que rompa la velocidad del agua, de tal manera que se capte y acumule en la zanja, para que sirva de reserva a los árboles y cultivos.