ARREGLOS ARBÓREOS EN LOS POTREROS

 

arreglos arboreos granja ecologica

 

 

 

 

 

 

 

En la década de los 80´s, los ganaderos consideraban que un potrero ideal era aquel en que solo había una especie gramínea, sin árboles que compitieran por la luz del sol, nutrientes y agua, y por lo tanto el rendimiento de pasto sería mayor, con mayor producción de carne y leche.

Luego de varias décadas, se observó que esto no era así.  En épocas de verano, por la falta de sombra, los pasto se secaban, el ganado no tenía alimentos y las ganancias de las épocas de lluvias se perdían en el verano. Poco a poco se ha ido haciendo conciencia de la necesidad de la presencia de árboles en los potreros por sus muchas bondades.

Entre estas bondades, está la sombra, que reduce el estrés calórico del sol y aumenta el consumo de los animales, con mejoría en las ganancias de peso.

Cuando se plantan árboles forrajeros, estos ofrecen hojas y frutos que se convierten en alimento de buena calidad durante la época seca, por lo que los animales no pierden peso durante el verano.

Por otro lado, dependiendo de las especies arbóreas plantadas, esto ofrece un nuevo recurso para el campesino, entre ellos, la venta de madera, frutos y leña. Además es un recurso que puede ser usado por el campesino para la construcción de edificaciones y cercos dentro de la finca, por lo que no tiene que gastar recursos para esto.

Por último, protegen la fertilidad de los suelos al evitar la erosión producida por la lluvia y por el viento, además de ofrecer refugio para la fauna silvestre.

 

Arreglos Silvopastoriles

Existen varias opciones de arreglos Silvopastoriles (como están distribuidos los árboles dentro del potrero o en el área designada para su plantación)  dentro de los potreros o por fuera de ellos.

Entre las opciones, están los árboles dispersos dentro del potrero.  Se plantan sin una simetría específica.  Muchas veces son árboles que nacen espontáneamente en el sitio y si se observa que son fuertes y de buena calidad, se protegen de los animales para que no sean comidos, mediante vallas o cercas.

potrero con arboles dispersos

 

 

 

 

 

 

 

Otra opción es la disposición de cercas vivas.  Las cercas vivas son árboles o arbustos en los linderos de los potreros usados como divisiones de los potreros.  Se siembran en línea siguiendo el lindero de la finca o de la zona que se desea demarcar, y funciona como soporte para los alambres. Puede estar formada exclusivamente por especies leñosas o por una combinación de especies leñosas con postes muertos.

Entre las ventajas del uso de las cercas vivas están todas aquellas descritas anteriormente para los árboles en la finca y además, el costo de instalación es más barato, ya que las estacas iniciales se toman de árboles ya existentes en la finca.  Además tienen una vida más larga que los postes muertos.  Ayudan a demarcar los linderos de la finca, dividen los potreros, dan sombra al ganado, pueden ser fuente de alimento para el ganado y si son frutales, alimento para el campesino y su familia, producen madera para construcción y leña, incrementan el valor de la finca, sirven como cortafuegos en caso de incendios y aseguran un aire mas saludable.

Las cercas vivas pueden ser simples o multi-estrato, dependiendo del tipo de especies y de la altura de las copas.

Las simples, generalmente tienen una o dos especies dominantes y pueden podarse cada cierto tiempo para ofertar el follaje como forraje para el ganado.  Generalmente se usan especies de rápido rebrote como el mataratón (Gliricidia sepium), el totumo (Crescentia cuiete), el nacedero (Trichantera gigantea), el poró (Erythrina poeppigiana), el algarrobo (Prosopis juliflora), el chachafruto (Eythrina edulis), el guácimo (Guazuma ulmifolia) y el orejero (Enterolobium cyclocarpum), entre otros muchos ejemplos.

Las cercas vivas multi-estrato generalmente tiene más de dos especies de diferentes alturas y usos (maderables, frutos, forrajeras, medicinales u ornamentales).  Por lo general algunas de estas especies no se podan para mantener la sombra durante todo el año, lo cual es muy importante para las especies silvestres que viven o se refugian en estos árboles.

cerca viva multi estrato cerca viva simple

 

 

 

 

 

 

 

 

Otra opción es la siembra de árboles en callejones con gramíneas sembradas entre las líneas de árboles.  En este tipo de arreglo se pueden usar muchas especies arbóreas, dependiendo de la meta del campesino.  Se pueden sembrar árboles forrajeros, para el ramoneo directo.  En este caso deben ser muy resistentes al consumo frecuente, porque si no se pierde el árbol.  Una especie muy apta para este sistema es la leucaena leucocephala, ya que es de rápido crecimiento y muy tolerante al ramoneo.  También se pueden sembrar árboles frutales para cosecha y venta o para el consumo interno de la finca.  Incluso, las frutas pueden ser utilizadas en la alimentación del ganado.  Otra posibilidad es la siembre de árboles maderables de alto valor como la caoba o la teca.  Se debe dejar crecer los árboles un tiempo antes del ingreso del ganado, ya que si se despunta la parte superior del arbolito cuando está en crecimiento, se pierde el valor comercial del árbol, ya que no crece recto. Entre sus ventajas es que facilita la cosecha de los productos de los árboles, ya que hay callejones anchos que lo permiten.  Además la hojarasca que cae al suelo sirve como fertilizante.  Otro factor importante es que cuando se siembra con este tipo de disposición en zonas de ladera, evitan la pérdida de suelo por la erosión del agua y viento.

Se recomienda una disposición de siembra de este-oeste, para que la sombra no afecte a las gramíneas acompañantes de este arreglo.

 

callejones en ladera arboles en callejones

 

 

 

 

 

 

 

 

Otra opción de arreglos arbóreos son los bancos forrajeros.  Los bancos forrajeros son partes de la finca sembrados con altas densidades de especies forrajeras que en la época seca, pueden ser utilizadas como alimento para el ganado. Son importantes, porque en la época seca, producen forrajes ricos en nutrientes y pueden reducir la necesidad de comprar suplementos alimenticios cuando no hay suficientes pastos para la alimentación del ganado.  Su importancia se debe a que son capaces de crecer y mantener forraje verde en el verano, mejoran las características de los suelos y ayudan a la conservación del agua.

Las características necesarias en especies leñosas para los bancos forrajeros son:

que aguanten podas frecuentes, rebroten con facilidad, sean de rápido crecimiento, produzcan abundante follaje que sea de buena calidad para el ganado, que en el verano mantengan buena cantidad de hojas y que se adapten a las condiciones del suelo y clima de la región.

Ejemplos de especies leñosas que cumplan estos requisitos para el trópico seco son:  la cratylia argéntea, la leucaena leucocephala, el mataratón  (gliricidia sepium) y el guácimo (Guazuma ulmifollia).  Otras especies que pueden ser utilizadas para banco forrajeros, pero que son mas demandantes en nutrientes y agua son el boto de oro (Tithonia diversifolia), la morera (morus alba) y la moringa (moringa oleífera), entre muchas otras.

BOTON TITONIA leucaena mixto forrajero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El manejo de los bancos forrajeros son de dos tipos, el ramoneo directo, donde el ganado entra al banco de forrajes por algunas horas determinadas y luego se retiran para evitar el daño a los árboles.  Para este tipo de manejo, las especies deben ser muy resistentes al daño que puede producir al ganado por compactación del suelo y por el arranque de las hojas.

cratylia ramoneo directo

 

 

 

 

 

 

 

La otra opción de manejo, es el corte y acarreo.  Consiste en el corte del follaje de las especies del banco de forrajes y llevarlas hasta el ganado.  Es un método más complicado y que requiere de más trabajo, pero en el caso de especies más delicadas y con poca tolerancia al ramoneo, es mejor para evitar daños irreparables del banco de forrajes.

corte del forraje complemento nutricional con forraje

 

 

 

 

 

 

 

Estas opciones descritas en los arreglos silvopastoriles son las más frecuentes.

En próximos artículos se hará una descripción más detallada de cada especies leñosa y su utilidad en la alimentación ganadera.

 

 

 

 

IMPACTO DE LA GANADERIA SOBRE EL MEDIO AMBIENTE

PAPEL DE LOS SISTEMAS SILVOPASTORILES

Introducción

Según un informe de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) de Noviembre de 2006, el sector ganadero genera más gases de efecto invernadero-hasta el 18%-  que el sector del transporte. También es una de las principales causas de la degradación del suelo y de los recursos hídricos.

El sector pecuario es el de crecimiento más rápido en el mundo en comparación con otros sectores agrícolas. Es el medio de subsistencia para 1 300 millones de personas y supone el 40 por ciento de la producción agrícola mundial. Para muchos campesinos pobres en los países en desarrollo, el ganado es también una fuente de energía como fuerza de tiro y una fuente esencial de fertilizante orgánico para las cosechas.

Si se incluyen las emisiones por el uso de la tierra y el cambio del uso de la tierra, el sector ganadero es responsable del 9 por ciento del CO2 procedente de las actividades humana, pero produce un porcentaje mucho más elevado de los gases de efecto invernadero más perjudiciales. Genera el 65 por ciento del oxido nitroso de origen humano, que tiene 296 veces el Potencial de Calentamiento Global (GWP, por sus siglas en inglés) del CO2. La mayor parte de este gas procede del estiércol.

Y también es responsable del 37 por ciento de todo el metano producido por la actividad humana (23 más veces más perjudicial que el CO2), que se origina en su mayor parte en el sistema digestivo de los rumiantes, y del 64 por ciento del amoniaco, que contribuye de forma significativa a la lluvia ácida.

El informe de la FAO explica que la ganadería utiliza hoy en día el 30 por ciento de la superficie terrestre del planeta, que en su mayor parte son pastizales, pero que ocupa también un 33 por ciento de toda la superficie cultivable, destinada a producir forraje. La tala de bosques para crear pastos es una de las principales causas de la de forestación, en especial en Latino américa, donde por ejemplo el 70 por ciento de los bosques que han desaparecido en el Amazonas se han dedicado a pastizales.

Palabras clave: ganadería sostenible, efecto de la ganadería sobre el medio ambiente, silvopastoreo.

Efectos sobre la tierra y el agua

Los rebaños provocan daños sobre el suelo a gran escala, encontrándose que el 20% de los pastizales se encuentran degradados por el sobre pastoreo, la compactación y la erosión.  Esto se debe a políticas inadecuadas y a una gestión ganadera mal orientada que está contribuyendo a la desertificación.

Sus efectos sobre los recursos hídricos, que incluyen la contaminación del agua, la eutrofización (proliferación de biomasa vegetal en las fuentes de agua por exceso de nutrientes) y la destrucción de los arrecifes de coral.  Los principales contaminantes son los mismos deshechos de los animales, los antibióticos, las hormonas, los productos químicos utilizados para teñir las pieles, los fertilizantes y los pesticidas que se usan para fumigar los cultivos forrajeros.

 

El sobrepastoreo afecta el ciclo del agua, impidiendo la renovación de los recursos hídrico de superficie y subterráneos, porque al perderse la cobertura vegetal y sus raíces, no se produce la infiltración de agua en el suelo y además se produce erosión, con arrastre de las capas superficiales del suelo que terminan contaminando las fuentes de agua.

 

Soluciones

 

Las soluciones posibles para evitar el impacto de la ganadería sobre el medio ambiente son numerosas. Una de ellas, que ayuda a cuidar las fuentes de agua, evitar la degradación del suelo y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, es el silvopastoreo.

 

Debe hacerse un proceso de planificación, diseño y manejo de las áreas sensibles a la degradación de las fincas, para evitar el efecto del ganado sobre estas. Al hacer estos diseños, debería liberarse los suelos degradados y/o frágiles (por ejemplo, suelos superficiales en sitios de alta pendiente-mayores de 35° de pendiente) para transformarlos en bosques secundarios y/o riparios para la protección de ríos, quebradas y nacimientos de agua.

El bosque ripiario es la vegetación natural, en distintos estratos, que crece a la orilla de un río o cuerpo de agua, con un ancho mínimo de 4 metros. Se recomienda liberar al menos 4 metros de ancho a cada lado del espejo del agua y cercarlo, para que se regenere la vegetación natural y evitar el acceso del ganado a esta zona.  Este tipo de arreglo dentro de la finca permite la conservación del recurso hídrico, éste no se contamina con los deshechos del ganado y fomenta la biodiversidad, ya que estos sitios permites la regeneración de múltiples especies vegetales de diferentes estratos y se constituye en refugio para animales como aves e insectos que son beneficiosos para el ambiente.

 

Dentro de las zonas de potreros, se debe permitir y proteger los árboles que nacen espontáneamente, ya que estos ejercen varias funciones. Entre ellas, el aporte de nutrientes que sus raíces profundas extraen y llevan a la superficie al caer sus hojas al suelo.  Ofertan sombra al ganado, permitiendo que tengan una temperatura corporal más baja, los cual mejora su consumo y por ende, su producción.  También bajan la temperatura del suelo, manteniendo por más tiempo el proceso de fotosíntesis de los pastos y evitando la evaporación de agua, tanto del suelo como de los forrajes.

En las cercas, se deben establecer el arreglo denominado cercas vivas.  Estas son árboles que tienen varias funciones.  La primera es establecer el perímetro del potrero y son los postes sobre los cuales se aplican los alambres de la cerca.  Además, dependiendo de las especies sembradas, aportan nutrientes al ganado si son especies forrajeras (como el mata ratón, leucaena,  etc.), aporte de nutrientes para las familias campesinas (frutales) y para postes y madera para construcciones de la finca.

En cuanto a los árboles y arbustos forrajeros, pueden hacerse varios tipos de arreglos dentro de la finca.  Uno de ellos el sembrar los árboles forrajeros sembrados esparcidos dentro de los potreros. También pueden usarse como cercas vivas.  Otra opción es la siembra de alta densidad de árboles con pastos en un mismo potrero.  También se pueden crear bancos de proteínas o bancos de energía en zonas donde no entra el ganado y se hace corte y acarreo del producido.   ( imagen www.jairoserrano.com)

En conclusión, el uso de árboles dentro de la finca tiene muchas ventajas desde el punto de vista ambiental, de alimentación para el ganado y las familias campesinas y como ingreso económico alternativo.

SISTEMAS AGROSILVOPASTORILES

 

Los sistemas agrosilvopastoriles, son sistemas de producción donde se combinan la presencia de cultivos, árboles y arbustos y de animales en el mismo terreno, con interacciones biológicas, ecológicas y económicas entre estos componentes.

INTERACCIONES ENTRE LOS COMPONENTES DEL SISTEMA

Las interacciones entre los componentes de este tipo de sistemas son muy variados:

Interacciones árboles y arbustos con las praderas:

Los árboles presentes aportan materia orgánica al suelo en forma de hojas, flores, frutos, ramas y raíces muertas que se convierten en materia orgánica.  Por tener mayor profundidad de sus raíces, pueden absorber elementos en horizontes más profundos del suelo y los depositan en la superficie, haciéndolos disponibles para los pastos.  En el caso de los árboles fijadores de nitrógeno, hay el beneficio adicional de aportar nitrógeno a los pastos.

Los árboles pueden competir con las pasturas por agua, luz, nutrientes y espacio y este efecto puede ser mayor si los requerimientos de ambos son parecidos, por lo que es importante la adecuada selección de las especies a combinar en los sistemas agro-silvoparstoriles y la poda de los árboles, ya que hecho en forma adecuada,  puede atenuar la competencia entre las especies.

Interacciones de árboles y arbustos con los animales:

Los árboles también proporcionan un microclima que es favorable a los animales a través de la sombra que produce una disminución de la temperatura ambiental, protegiendo a los animales del exceso de calor en los climas tropicales, mejorando el balance térmico de los animales, que se traduce en un mayor consumo de alimento.

Por otro lado, muchos árboles son alimento para los animales, por lo que aumentan la oferta forrajera y en muchos casos, aportan nutrientes que no están disponibles en los pastos.

Los animales a su vez, con las deposiciones y orina, producen materia orgánica que tiene el efecto de acelerar el ciclo de nutrientes y convertirse en abono para los pastos, los árboles y los arbustos.  Además, al consumir los frutos, diseminan y escarifican las semillas, permitiendo la reproducción de los árboles.

Interacciones entre los árboles y arbustos con el suelo:

La presencia de árboles y arbustos en los sistemas de producción, evitan la erosión por varios factores.  Las raíces de los árboles sostienen el suelo y evitan su arrastre con el agua y el viento.  Por otro lado, las copas evitan que cuando llueve, las gotas de agua impacten de forma fuerte sobre el suelo, y de esta forma evitan el arrastre del las partículas de tierra.

CONCEPTO DE SOSTENIBILIDAD EN LOS SISTEMAS AGROSILVOPASTORILES

Debe tenerse en cuenta que los recursos naturales y la degradación ambiental no pueden aislarse de lo procesos económicos.  La importancia de la economía en el estudio del ambiente y de la producción, ha llevado a integrar los sistemas sociales, productivos y naturales.

Hoy en día se observa una drástica reducción en las áreas de bosques junto con el incremento mundial de la demanda de productos forestales.  Esto lleva a un paradigma en la producción y abastecimiento de los productos derivados de los bosques.  En este contexto, los sistemas agrosilvopastoriles pueden ser considerados como un paliativo para el suministro doméstico y comunal de los recursos arbóreos en un contexto ecológico, económico y social.

Desde el punto de vista ecológico, porque debido a su estructura multi-específica y multi-estratificada, aumentan la eficiencia de la captura de radiación solar y de ocupación del espacio horizontal y vertical del sistema.  Económico porque permite la producción no solo de alimentos, proteínas y fibras de origen agrícola, sino también la producción del componente arbóreo que se traduce en leña, madera, forrajes, pastos, sombra y aporte de materia orgánica al suelo, que se traduce en un ahorro de fertilizantes. Y social, porque los árboles, en especial aquellos con valor maderable, representan una reserva de capital en pie, que es un factor de estabilidad y seguridad interna a nivel del componente socioeconómico del sistema, que es la familia rural.

En el contexto de la agricultura sostenible, los sistemas agrosilvopastoriles deberían ser considerados como una estrategia biológica que busca la sostenibilidad, o sea, producir sin dañan el medio ambiente y que sea rentable.

Los sistemas agrosilvopastoriles no son una solución integral a los problemas del trópico, sino una alternativa idónea que en ciertos casos permite solucionar algunos problemas creados por la desaparición del recurso forestal.  Además permite la producción de alimentos, conservando los recursos naturales.

En próximos artículos hablaremos de los arreglos agrosilvopastoriles y de las especies arbóreas útiles en estos sistemas a nivel del trópico.